X

¿AUTORIZAS QUE GUARDEMOS COOKIES EN TU EQUIPO?
   
AUTORIZAR
   
RECHAZAR


En cumplimiento de la legislación actual, comunicamos que utilizamos cookies propias para que puedas acceder con tu usuario y contraseña, se gestione este aviso y cookies de terceros para poder mostrarte publicidad adaptada a tus preferencias, ver los vídeos de youtube, redes sociales, visitas, etc... El contenido de estas cookies de terceros no se encuentran bajo nuestro control. Lee nuestra política de uso de cookies en el aviso legal Si pulsas 'autorizar', nos autorizas a almacenar las anteriores cookies (propias y de terceros) en tu equipo, ahora y en el futuro mientras se mantenga almacenada una cookie con esta autorización, que será instalada a tal efecto en tu navegador, de modo que este aviso no sea mostrado en el futuro. Podrás revocar esta autorización en cualquier momento pulsando la opción 'no quiero cookies' en el pie de todas las páginas de la web.

avatar
LUKA
COLUMNA DE OPINIÓN

VER TODAS SUS COLUMNAS
avatar
MENÚ
Luka
Leer más columnas
avatar
MUCHO TALENTO... Y VERGÜENZA TELEVISIVA
Publicada el 03/02/16
49 comentarios
vista 1874 veces


Así no, TVE. No puedes tirar por la borda la buena imagen, las buenas intenciones y el buen hacer en el proceso de selección del representante que acudirá este año a Eurovisión con una gala de factura tan mediocre, un guión tan pobre y continuos problemas de sonido y realización. Es que el audio no sólo falló en las actuaciones (pobre Electric Nana, que se quedó sin claqueta en vivo y sin poder hacer la capella inicial que tenía preparada) sino que también hubo problemas con los micrófonos de los presentadores. A Julia Varela, gran profesional y gran descubrimiento en la órbita eurovisiva, apenas se le entendía desde la Green Room por las continuas interferencias y cortes de audio.

Y qué decir de la realización, tan arbitraria, tan pobre, tan poco estudiada, tan improvisada que más que realzar las actuaciones de los seis finalistas las deslucía por completo. ¿Para qué están los ensayos?


Una televisión pública, como TVE, miembro del codiciado Big Five, no puede permitirse el lujo de presentarse ante Europa con una imagen tan pobre, tan mediocre técnicamente. Así, jamás nos tomarán en serio.

Gala dinámica, sí, pero improvisada, sin una estructura clara, un guión flojo, una Anne Igartiburu que pasaba por allí y, recalco, con graves fallos en el sonido y en la realización que no tienen justificación alguna, a pesar de que TVE haya hecho examen de conciencia y haya encargado un informe para depurar responsabilidades. “Lo siento mucho. No volverá a pasar”, ha parafraseado al Rey Juan Carlos Toñi Prieto, máxima responsable del proyecto eurovisivo, junto con Federico Llano, de TVE. ¿Servirá para algo? Tengo mis reservas.

¿Dónde están los ingenieros y los técnicos de sonido en TVE? ¿Y los realizadores experimentados con un bagaje profesional importante a sus espaldas?


Si esto es lo mejor, en cuanto a gala musical que la cadena pública, la que pagamos todos los españoles, puede ofrecer, apaga y vámonos. No me extraña que los artistas invitados Coral, Mirela, Jorge González, Brequette y D'Nash decidieran cantar el medley eurovisivo, producido por Tony Sánchez-Ohlsson, en playback. La única que cantó en directo perfecto fue Edurne, que bien podría haber hecho en Viena una actuación tan elegante, sencilla y segura como la realizada el lunes.

La imagen de España, de TVE, de Eurovisión en España, no puede quedar relegada a esta vergüenza televisiva. Cualquier pequeña ex república soviética o microestado europeo te monta una gala con unos estándares de calidad que ya los hubiera querido TVE el lunes. Y los peor parados, los artistas. Llevan semanas trabajando y promocionando candidaturas muy dignas, y no se merecen esto. Barei no se merece una carta de presentación ante Europa tan pobre, tan irrisoria, tan irreal.

Lo mejor de la gala, el resultado final. La candidatura más completa, más redonda, que más sensaciones despertó, triunfó. El cambio necesario que necesita España en el eurofestival. Say Yay! no suena al tópico eurovisivo, es un tema con un sonido muy actual, íntegro en inglés (a la mierda, la RAE, por opinar sin conocimiento de causa), exportable y mucho potencial. Ahora sólo falta pulir un posible diamante en bruto. Barei, tienes mucho trabajo por delante para que el 14 de mayo el Say Yay! que suene en el Globen Arena nada tenga que ver con lo visto en la penosa gala del lunes. Materia prima hay, y actitud, mucha actitud. La misma que la que encumbró a Ruth Lorenzo en 2014 a un décimo lugar en Copenhague. Ánimo y a trabajar duro. Ponle verdad a tu candidatura, porque sólo siendo tú, verdadera, creíble y auténtica, sin artificios, llegarás lejos en Estocolmo.

https://www.youtube.com/watch?v=gqIsmOX0eV0


He aquí el ejemplo de que algo falló con el sonido en la gala Objetivo Eurovisión. Barei acaba de interpretar en directo Say Yay! en el programa de Mariló Montero. ¿Por qué tanta diferencia en el sonido? Juzguen ustedes mismos.

                             




Columna publicada por
Luka
Tu colaboración es importante para nosotros:
Inscríbete en el CLUBE-S, disfruta de 12 beneficios como usuario de nuestra web y app oficial, y ayuda a la sostenibilidad económica de eurovision-spain.com.
49 comentarios publicados
Deja un comentario
Más recientes
Mejor valorados
Escribe un comentario
avatar


Para publicar un comentario debes de estar registrado y acceder con tu usuario y contraseña en el formulario superior de la web.
Tu colaboración es importante para nosotros:
Inscríbete en el CLUBE-S, disfruta de 12 beneficios como usuario de nuestra web y app oficial, y ayuda a la sostenibilidad económica de eurovision-spain.com.

EN LA RED


Descubre todos nuestros servicios en la red


CONTACTO


Contacta con el equipo de la web


EUROVISIONSPAIN


Información y gestión de la web